jueves, 28 de julio de 2011

Baklava

Y un par de meses después de la mudanza y de estar sin internet en casa, vuelvo al ataque, esta vez con un pastel que es viejo conocido en diversas gastronomías de Oriente Medio, del Subcontinente Indio y de los Balcanes, baklava, baklawa o baclava, según nos informa Wikipedia.

Lo probé por primera vez en Turquía en una expedición-crucero familiar y me encantó, luego descubrí que en España lo ponían de postre en algunos sitios de kebabs, pero nunca encontré ninguno que se pareciera a aquella receta exacta...

Hasta que años después mi amiga Eli, me regaló por mi cumpleaños este libro, Paso a paso, repostería y panadería, donde venía una receta bastante parecida a la que recordaba, así que me decidí a probar.



Y tachán! mi primera experiencia con la pasta filo no ha salido del todo mal :)


Os dejo la receta porque no me ha resultado nada difícil, y la verdad es que las imágenes del libro son geniales para ir siguiendo el paso a paso (el nombre le va al pelo).
He reducido un poco los ingredientes para que me entrara todo en la bandeja del horno, ya que no tenía un molde de las dimensiones que aconsejaba, por lo que a mi me han salido cuadraditos bastante bajitos.



Ingredientes para 16 personas:


200 gr de nueces picadas
200 gr de pistachos picados (no los he encontrado pelados, así que antes de empezar dejaros un rato para pelar pistachos sin prisa)
100 gr de almendra pelada picada
4 cucharadas de piñones picados
ralladura de 2 naranjas grandes
1 cucharada de azúcar (le puse moreno porque justo me quedaba una cucharada y hay que amortizar los restos de otras recetas)
1/2 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de nuez moscada
250 gr de mantequilla derretida
10 láminas de pasta filo (de casualidad la encontré un día en un Carrefour Express al lado del curro, pero no la he visto en muchos sitios)

Jarabe:
200 gr de azúcar superfino
200 ml de agua
3 cucharadas de miel
3 clavos de olor

1º Colocar las nueces, los pistachos, las almendras y los piñones en un cuenco, e ir añadiendo la ralladura, el azúcar, la canela y la nuez moscada, removiendo tras añadir cada una.
2º Precalentar el horno a 160ºC y engrasar el molde, en la receta del libro lo hacen con uno refractario de 25 cm de lado y 5 cm de fondo, en cambio mi receta la he modificado para que entrara en una bandeja de horno normalita forrada con papel para el horno engrasado.
3º Apilar las láminas de masa en una superficie lisa y recortarlas con la medida del molde o bandeja que se vaya a usar. No conviene tardar mucho en manipularla en este paso ya que se seca y se cuartea rápidamente.
4º Poner una lámina de masa en la base del molde y untarla con la mantequilla derretida, así hasta tener apiladas 4 láminas.
5º Repartir por encima de la última capa parte del relleno de forma uniforme sin que queden muchos "baches", poner otras 3 láminas untadas de mantequilla encima, repartir el resto del relleno y colocar las últimas 3 láminas también untadas.
6º La última capa la untamos también con mantequilla, luego cortamos el baklava en cuadrados de unos 5 cm (a mi me salen 16 cuadraditos) y volvemos a untar con mantequilla. Cocer en el horno 45 minutos.
7º Preparar en un cazo todos los ingredientes del jarabe y llevar la mezcla a ebullición a fuego lento removiendo para disolver el azúcar. Cocer 15 minutos sin remover hasta que se forme una jarabe clarito y dejar que se enfríe.


8º Sacar el baklava del horno y regar con el jarabe por encima.
9º Dejar que se enfríe en el molde, finalmente recortamos por los cuadrados ya hechos y lo servimos.

1 comentario: